¿Por qué comprar una casa?

Probablemente haya escuchado los consejos de amigos, familiares y compañeros de trabajo, muchos de los cuales le animan a comprar una casa. Sin embargo, es posible que aún se pregunte si comprar una casa es lo más adecuado para usted.

Tener reservas es normal. Cuanto más sepa sobre los motivos por los que debe comprar una casa, menos le asustará todo el proceso. Sin embargo, es razonable que se asegure de nuevo. He aquí ocho buenas razones por las que debería considerar la compra de una vivienda.

Orgullo de ser propietario

El orgullo de ser propietario es probablemente la razón número uno por la que la gente disfruta siendo dueña de su propia casa. Significa que puede pintar las paredes del color que desee, subir el volumen de la música, colocar accesorios permanentes y decorar su casa a su gusto.

Además, ser propietario de una casa te da a ti y a tu familia una sensación de estabilidad y seguridad. Es invertir en su futuro, un patrimonio que crecerá con usted cuanto más tiempo permanezca en la casa.

Apreciación

Además del orgullo de ser propietario, es importante tener en cuenta otra ventaja. Aunque los valores inmobiliarios se mueven en ciclos, el valor de la vivienda se ha apreciado constantemente. La entidad encargada de la financiación de una vivienda hace un seguimiento de los movimientos del valor de las viviendas unifamiliares en todo el país. Su Índice de precios desglosa los cambios por regiones y áreas metropolitanas, y usted puede comprobar cómo ha aumentado el valor de la vivienda a lo largo del tiempo.

Deducción de los intereses hipotecarios

Ser propietario de una vivienda es un magnífico refugio fiscal, y los tipos impositivos favorecen a los propietarios. A veces, la deducción de los intereses hipotecarios también puede eclipsar el deseo de tener el orgullo de ser propietario. Siempre que el saldo de su hipoteca sea menor que el precio de su vivienda, los intereses hipotecarios son totalmente deducibles en su declaración de impuestos.

Deducciones del impuesto sobre bienes inmuebles

Se refiere a lo que contiene información fiscal para quienes compran una vivienda por primera vez. En general, puede deducir los impuestos inmobiliarios estatales y locales. La mayoría de los propietarios de viviendas pagan los impuestos sobre la propiedad como parte de los pagos mensuales de la hipoteca.

Exclusión de la plusvalía

Debe cumplir tanto la prueba de propiedad como la de uso (del código tributario). Debe haber utilizado y vivido en la vivienda (como residencia principal) durante al menos dos de los cinco años anteriores a la fecha de la venta. La prueba de uso y la prueba de propiedad no tienen que ser durante los mismos dos años. Sin embargo, ambos tienen que estar dentro del periodo de cinco años.

Tratamiento fiscal preferente

Si al vender su vivienda obtiene un beneficio superior a la exclusión permitida, ese beneficio se considerará una ganancia de capital siempre que sea propietario de la vivienda durante más de un año. Las ganancias de capital reciben un tratamiento fiscal preferente en comparación con el impuesto sobre la renta. Esto significa que incluso si su beneficio supera la exclusión, la parte imponible será mucho menor de lo que podría imaginar.

La reducción de la hipoteca crea patrimonio

Cada mes, parte de su pago mensual se aplica al saldo principal de su préstamo, lo que reduce su obligación. La forma en que funciona la amortización es que una mayor parte de su pago se destina al capital y una menor parte a los intereses cada mes. La cantidad que se destina al principal es la más baja en el primer pago y la más alta en el último. Cuanto más tiempo permanezca en la vivienda, mayor será el capital que se acumule con cada pago.

Préstamos sobre el capital

Los consumidores que tienen saldos de tarjetas de crédito no pueden deducir los intereses pagados, que pueden llegar a costar entre el rango de porcentaje fijado. Los intereses de los préstamos sobre el patrimonio neto suelen ser mucho menores. Para muchos propietarios que han acumulado algo de capital, tiene sentido pagar la deuda del consumidor con un préstamo sobre el capital de la vivienda.

Si bien en el pasado se podían deducir los intereses pagados por los préstamos sobre el capital de la vivienda en los impuestos, la Ley de recortes y empleos fiscales suspendió la deducción a menos que se utilicen los fondos para comprar, construir o mejorar sustancialmente la vivienda que garantiza el préstamo. Algunas leyes estatales restringen los préstamos sobre el capital de la vivienda.

Ser propietario de una vivienda conlleva muchas responsabilidades, y es conveniente asegurarse de estar preparado antes de comprar por primera vez. Pero, como puede ver, tiene muchas ventajas. Asegúrese de sopesar los pros y los contras cuando considere comprar su primera vivienda.

Los 4 cimientos para la compra perfecta es una guía que aborda los temas mas importantes a considerar al momento de comprar un inmueble. Con este método, calificaras cada una de tus opciones en base a características de construcción, financiamiento, decoración y plusvalía, logrando escoger la mejor opción para TI y TU familia.

​¿Cuáles son los pasos para comprar una casa?

Paso 1: Decida si está preparado para comprar una casa

Comprar una casa es un compromiso importante. Antes de empezar a buscar propiedades o comparar opciones hipotecarias, debe asegurarse de que está preparado para ser propietario.

Veamos algunos de los factores que tanto los prestamistas como los propietarios deben tener en cuenta:

Ingresos y situación laboral

Su prestamista no sólo querrá ver cuánto dinero gana. También querrá ver un historial de trabajo (normalmente de unos 2 años) para asegurarse de que su fuente de ingresos es estable y fiable.

Preparar tus ingresos consiste en reunir la documentación adecuada para demostrar que tienes un empleo estable. Si tiene una nómina, probablemente sólo tendrá que presentar los últimos recibos de pago. En cambio, si trabaja por cuenta propia, tendrá que presentar sus declaraciones de impuestos y otros documentos que le solicite el prestamista.

Relación deuda-ingresos

La relación deuda-ingresos es otro instrumento financiero que los prestamistas hipotecarios utilizan para evaluar su solicitud de préstamo. El DTI ayuda a su prestamista a ver qué parte de sus ingresos mensuales se destina a las deudas, de modo que pueda evaluar la cantidad de deuda hipotecaria que puede asumir.

El DTI se calcula dividiendo tu deuda mensual entre tus ingresos brutos mensuales. Por ejemplo, si sus deudas mensuales (pagos mínimos de tarjetas de crédito, pagos de préstamos, etc.) suman una cantidad al mes y sus ingresos brutos mensuales son el resultado de la cantidad sumada. Su prestamista utilizará las deudas que aparecen en su informe de crédito para calcular su DTI.

Es conveniente que revises tu DTI antes de solicitar un préstamo. En la mayoría de los casos, necesitarás un DTI del 50% o menos para poder optar a una hipoteca, aunque esta cifra varía en función del prestamista, el tipo de préstamo y otros factores.

Activos líquidos

Incluso con la ayuda de una hipoteca, seguirás necesitando activos líquidos para financiar la compra de una casa, concretamente tu:

Pago inicial

Es posible comprar una casa sin dinero de entrada, pero la mayoría de los propietarios necesitan tener algo de dinero en efectivo para el pago inicial. El pago inicial es el primer pago importante que se realiza en el préstamo.

La cantidad de dinero que necesitarás para el pago inicial depende del tipo de préstamo y de la cantidad de dinero que pidas prestada. Se puede comprar una casa con tan sólo un determinado porcentaje de entrada (aunque hay ventajas si se da una entrada mayor).

Gastos de cierre

También tendrás que pagar los gastos de cierre antes de mudarte a tu nueva casa. Los costes de cierre son los honorarios que se pagan a la entidad crediticia y a otros terceros a cambio de la concesión del préstamo.

La cantidad específica que pagará en concepto de gastos de cierre dependerá del lugar donde viva y del tipo de préstamo. Es una buena idea estar preparado para pagar un rango de porcentaje del valor de la vivienda como estimación de los costes de cierre. En algunas situaciones, parte de los costes de cierre pueden incluirse en la hipoteca o ser pagados por el vendedor mediante concesiones.

Salud crediticia

Su puntuación de crédito desempeña un papel muy importante a la hora de determinar los préstamos y los tipos de interés a los que puede optar. Su puntuación crediticia indica a los prestamistas el riesgo que supone prestarle dinero.

Tomar medidas para mejorar su puntuación de crédito y reducir su deuda puede dar grandes resultados cuando se prepare para obtener una hipoteca. Unas cifras mejores significan mejores opciones de préstamo con tipos de interés más bajos.

Su puntuación de crédito se basa en la siguiente información:

  • Su historial de pagos.
  • La cantidad de dinero que debe.
  • La duración de su historial de crédito.
  • Los tipos de crédito que ha utilizado.
  • Su búsqueda de nuevos créditos.

¿Qué puntuación necesita para poder obtener un préstamo hipotecario? La mayoría de los prestamistas exigen una puntuación de crédito que ellos determinan para poder acceder a la mayoría de los préstamos. Una puntuación superior a un promedio generalmente le permitirá obtener las mejores condiciones de préstamo.

Disposición a vivir en un solo lugar

Una hipoteca puede ser un compromiso de 30 años de duración. Aunque no necesita vivir en su casa durante todo el plazo de la hipoteca, sigue siendo una decisión importante. Cuando se es propietario de una casa, es más difícil mudarse. A no ser que vayas a comprar una segunda vivienda, es posible que tengas que vender primero tu casa actual, lo que puede llevar tiempo.

Decida si está preparado para vivir en su zona actual durante al menos unos años más. Tenga en cuenta sus objetivos profesionales, sus obligaciones familiares, etc. Cada uno de estos factores desempeñará un papel importante en el tipo de vivienda que compre y en el lugar donde establezca su residencia principal.

Calendario

Decidir si es un buen momento para comprar una casa o no depende de una serie de factores personales (como la disposición financiera y las preferencias de estilo de vida) y de las condiciones del mercado (como la salud económica y los tipos de interés hipotecarios actuales).

En última instancia, el momento adecuado para comprar una casa depende de su propia situación. Asegúrese de consultar a un experto financiero antes de tomar cualquier decisión financiera importante, como la de comprar una casa.

Paso 2: Calcule la cantidad de casa que puede permitirse

Una vez que decida que está preparado para comprar una casa, es el momento de establecer un presupuesto. Un buen punto de partida es calcular el coeficiente DTI. Analice sus deudas e ingresos actuales y considere cuánto dinero puede gastar razonablemente cada mes en una hipoteca.

Ser propietario de una vivienda conlleva varios gastos de los que no tiene que preocuparse mientras alquila. Tendrá que pagar los impuestos sobre la propiedad y mantener algún tipo de seguro de hogar. Ten en cuenta estos gastos en tu presupuesto familiar cuando decidas cuánto puedes pagar por una casa.

¿Tiene problemas para encontrar una cifra? Utiliza la calculadora de asequibilidad de viviendas para hacerte una idea aproximada de la cantidad de hipoteca que puedes permitirte.

Paso 3: Ahorre para el pago inicial y los gastos de cierre

Hay muchas formas de ahorrar para la compra de una vivienda, por ejemplo, mediante inversiones y cuentas de ahorro. Si tiene familiares dispuestos a contribuir con dinero, puede utilizar el dinero de los regalos para el pago inicial (en cuyo caso, asegúrese de proporcionar a su prestamista una carta de regalo).

Pero ¿cuánto hay que ahorrar antes de comprar una casa? Veamos algunos de los principales gastos relacionados con la compra, y la cantidad que podría ahorrar para ellos:

Pago inicial

El pago inicial es un pago grande y único para la compra de una casa. Muchos prestamistas exigen un pago inicial, porque mitiga la pérdida que podrían sufrir en caso de que un prestatario no pague su hipoteca.

Muchos compradores de vivienda creen que necesitan un pago inicial del 20% para comprar una casa. Esto no es cierto. Además, un pago inicial de esa cuantía no es realista para muchos compradores de vivienda por primera vez.

Afortunadamente, hay muchas opciones para los compradores que no pueden permitirse un pago inicial. Por ejemplo, se puede obtener un préstamo convencional con tan sólo un porcentaje bajo de entrada. Los préstamos tienen un pago inicial mínimo del 3,5%. Los préstamos VA y USDA permiten incluso que los prestatarios elegibles y cualificados den un 0% de entrada.

Sin embargo, hacer un pago inicial mayor tiene sus ventajas. Por un lado, suele significar que tendrás más opciones de hipoteca. También suele significar que tendrá un pago mensual menor y un tipo de interés más bajo. Además, si das al menos un 20% de entrada en un préstamo convencional, no tendrás que pagar el seguro hipotecario privado (PMI).

Costes de cierre

También tendrá que ahorrar dinero para cubrir los costes de cierre, es decir, las tasas que se pagan para obtener el préstamo. Hay muchas variables que determinan cuánto pagarás por los costes de cierre, pero normalmente es inteligente prepararse para un rango de porcentaje del valor de la vivienda. Esto significa que, si está comprando una casa de 200.000 dólares, podría pagar entre 6.000 y 12.000 dólares en costes de cierre.

Los costes de cierre específicos dependerán del tipo de préstamo, de la entidad crediticia y del lugar en el que viva. Casi todos los propietarios pagarán por cosas como los honorarios de la tasación y el seguro del título. Si obtiene un préstamo respaldado por el gobierno, normalmente tendrá que pagar una prima de seguro o una cuota de financiación por adelantado.

Antes de cerrar el préstamo, el prestamista le entregará un documento llamado Divulgación de Cierre, que enumera cada uno de los costes de cierre que debe cubrir y la cantidad que tendrá que pagar al cierre. Revise cuidadosamente la Divulgación de Cierre antes del cierre para saber qué esperar y detectar cualquier error.

Otros costes basados en el tipo de préstamo

Su tipo de préstamo también puede requerir una inspección especializada. Por ejemplo, a menudo hay que realizar una inspección de plagas antes de obtener un préstamo VA. La mayoría de los prestamistas programarán esta inspección en su nombre y le pasarán el coste en el momento del cierre.

Estos gastos pueden parecer menores cuando se comparan con los demás costes asociados a la compra de una vivienda, pero pueden sumar, así que asegúrese de presupuestar con prudencia.

Paso 4: Consiga la preaprobación de una hipoteca

Cuando esté listo para empezar a buscar casa, es el momento de conseguir la preaprobación de una hipoteca. Cuando lo solicites, tu prestamista te dará una carta de preaprobación en la que se indica el importe que te han aprobado en función de tu crédito, tus activos y tus ingresos. Puede mostrar la carta de preaprobación a su agente inmobiliario para que le ayude a encontrar viviendas que se ajusten a su presupuesto.

Para obtener la preaprobación, debe presentar una solicitud a su prestamista. El proceso de preaprobación suele consistir en responder a algunas preguntas sobre sus ingresos, sus activos y la vivienda que desea comprar. También implica una comprobación del crédito.

Préstamos convencionales

Los préstamos convencionales, a veces llamados préstamos conformes, son préstamos respaldados. La mayoría de las hipotecas son préstamos convencionales. Los préstamos convencionales son siempre una opción popular para los compradores de vivienda, y se puede obtener uno con tan sólo un porcentaje de entrada.

Préstamos FHA

Respaldados por la Administración de la Vivienda, los préstamos de la FHA suponen un menor riesgo para los prestamistas porque el gobierno los asegura en caso de que se dejen de hacer los pagos. Como resultado, los préstamos de la FHA tienen requisitos de puntuación de crédito que no son tan estrictos. Puede obtener un préstamo FHA con un pago inicial.

Préstamos VA

Los préstamos VA son préstamos hipotecarios para veteranos, miembros en servicio activo de las Fuerzas Armadas y cónyuges supervivientes que cumplan los requisitos. El beneficio más popular de los préstamos para compradores de vivienda es que no se requiere un pago inicial.

Préstamos USDA

Otro tipo de préstamo respaldado por el gobierno, un préstamo USDA, ayuda a la gente de las zonas rurales y suburbanas a comprar casas. Puedes obtener un préstamo del USDA, pero tu casa debe estar en una zona rural aceptable y debes cumplir las normas de elegibilidad de ingresos.

Paso 5: Encuentre el agente inmobiliario adecuado para usted

Hay muchas partes implicadas en la obtención de una hipoteca y en la compra de una casa. Su agente inmobiliario es su representante en la transacción de compra de una vivienda. Su agente velará por sus intereses encontrando viviendas que se ajusten a sus criterios, le conseguirá visitas, le ayudará a redactar ofertas y a negociar.

Como comprador, normalmente puede trabajar con un agente inmobiliario de forma gratuita. En la mayoría de los casos, el vendedor pagará la comisión del agente inmobiliario del comprador. La comisión es para el agente y parte del precio de compra.

Un agente inmobiliario le representa y le ayuda a entender cómo comprar una casa. Su agente le mostrará propiedades, redactará una carta de oferta en su nombre y le ayudará en las negociaciones. Los agentes inmobiliarios son expertos en el mercado local y también pueden aconsejarle sobre cuánto ofrecer por cada propiedad.

Es posible comprar una casa sin un agente inmobiliario. Esto no es recomendable, especialmente para los que compran por primera vez. El proceso de compra de una vivienda puede ser complicado y emotivo. Tener un agente a su lado puede ayudarle a desenvolverse en el mercado inmobiliario, a presentar una oferta jurídicamente sólida y a evitar pagar de más por la vivienda.

¿Cómo puede encontrar el agente inmobiliario adecuado? Empiece por pedir recomendaciones a sus familiares y amigos. Las referencias directas suelen ser la mejor manera de obtener información imparcial sobre los agentes de su zona.

Considere trabajar con un agente verificado ya que tienen un historial probado de éxito y están en la cima de su campo, así que usted sabe que estará recibiendo información experta.

Paso 6: Empezar a buscar casa

Su agente inmobiliario le ayudará a buscar casas dentro de su presupuesto. Es una buena idea hacer una lista de sus principales prioridades, algunas de las cuales pueden depender de si está buscando una casa para empezar (en la que estará un par de años o algo así) o una casa para siempre (en la que puede imaginarse durante mucho tiempo).

Estos son algunos de los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de comprar una casa:

  • Precio.
  • Los metros cuadrados.
  • Estado de la casa y posible necesidad de reparaciones.
  • Acceso al transporte público.
  • Número de dormitorios.
  • Patio trasero/piscina.
  • Opciones de entretenimiento locales.
  • Clasificación del distrito escolar local.
  • Tendencias del valor de la propiedad.
  • Impuestos sobre la propiedad/inmobiliarios.

Ordene sus prioridades de mayor a menor importancia y muestre esta lista a su agente. Su agente le mostrará las viviendas que se ajustan a sus criterios. Es posible que tenga que dedicar algún tiempo a la búsqueda de la casa perfecta, así que no se desanime si la búsqueda le lleva más tiempo del que esperaba.

Sólo usted puede decidir qué propiedad es la adecuada para usted. Asegúrese de ver muchas casas antes de decidir por cuál quiere hacer una oferta. Al igual que gran parte del proceso de compra de una vivienda, puede realizar gran parte de la búsqueda de casas por Internet.

Una vez que encuentre una propiedad que le guste y se ajuste a sus necesidades y presupuesto, es el momento de hacer una oferta.

Paso 7: Hacer una oferta por una casa

Cuando decidas hacer una oferta por una casa, debes presentar una carta de oferta por escrito. La carta de oferta incluye detalles sobre usted (como su nombre y dirección actual), el precio que está dispuesto a pagar por la casa y más. También incluirá un plazo para que el vendedor responda a su oferta.

La mayoría de las ofertas también incluyen un depósito de garantía. El depósito de garantía es una pequeña cantidad de dinero, normalmente en un rango de porcentaje del precio de compra. El depósito de garantía se destina al pago inicial y a los gastos de cierre en caso de que compre la vivienda. Si acepta la venta de la vivienda y posteriormente la cancela, suele perder el depósito.

Su agente casi siempre redactará la carta de oferta en su nombre, pero puede escribirla usted mismo si lo desea. A continuación, su agente se pondrá en contacto con el vendedor o el agente del vendedor para presentar la oferta.

A partir de aquí, el vendedor puede responder de una de las tres maneras siguientes:

  • Aceptar la oferta: Si el vendedor acepta la oferta, puedes pasar al siguiente paso.
  • Rechazar la oferta: Si el vendedor rechaza tu oferta, la pelota vuelve a estar en tu tejado. Puedes optar por presentar otra oferta o pasar a otra vivienda.
  • Ofrecer una contraoferta: El vendedor también puede volver con una contraoferta propia. Puede cambiar el precio de compra o las condiciones de la venta. Usted puede aceptar la contraoferta, rechazarla o hacer otra.

Las negociaciones pueden prolongarse durante algún tiempo después de presentar la oferta. Deje que su agente inmobiliario le ayude a gestionar las negociaciones; no tema retirarse si no puede llegar a un acuerdo. Una vez que usted y el vendedor se pongan de acuerdo en una oferta, es el momento de pasar a la tasación y la inspección.

Paso 8: Conseguir una inspección de la vivienda

Los prestamistas no suelen exigir una inspección de la vivienda para obtener un préstamo, pero aun así debe realizar una inspección antes de comprar una propiedad.

Durante una inspección de la vivienda, un inspector la recorrerá y buscará específicamente problemas. Comprobará los sistemas eléctricos, se asegurará de que el tejado es seguro, comprobará que los electrodomésticos funcionan y mucho más. Una vez finalizada la inspección, el inspector le dará una lista de los problemas que ha encontrado en la vivienda.

Cuando reciba los resultados de la inspección, revise cada elemento línea por línea y busque los problemas más importantes. Si una casa tiene un peligro grave para la salud (como pintura con plomo o moho), pida al vendedor que corrija el problema antes de cerrar el trato. Si no puede llegar a un acuerdo, es posible que quiera seguir adelante y considerar otras opciones. Lea los resultados de la inspección con su agente y pregúntele si ha observado alguna señal de alarma importante.

Tenga en cuenta que usted será responsable de cualquier reparación importante después del cierre de la venta. Un inodoro obstruido o un lavabo que no desagua no son problemas importantes. Sin embargo, si la inspección de la casa revela un problema costoso (como grietas en los cimientos o ventanas mal instaladas), es posible que desee reconsiderar la compra.

Es habitual que los compradores incluyan una contingencia de inspección de la vivienda en su oferta de compra. Esta cláusula da a los compradores la opción de retirarse de la compra (o negociar las reparaciones) sin perder el depósito de garantía si la inspección de la vivienda revela problemas importantes.

Paso 9: Obtener una tasación de la vivienda

Una tasación de la vivienda es una revisión que da el valor actual de la propiedad que quiere comprar. Debe obtener una tasación antes de comprar una casa con un préstamo hipotecario.

Los prestamistas exigen las tasaciones porque no pueden prestar más dinero del que vale la vivienda. Si el valor de la tasación es inferior a su oferta, podría tener problemas para conseguir financiación. Piense bien en su oferta y considere la posibilidad de impugnar los resultados de la tasación si cree que el valor tasado es demasiado bajo.

Los compradores de viviendas también deben incluir una contingencia de tasación en su oferta. Las contingencias de tasación suelen establecerse para que los compradores puedan desistir de la compra (o negociar un precio más bajo) sin perder el depósito de garantía si la vivienda se valora por un valor inferior al de la oferta. Al igual que las contingencias de inspección, las de tasación pueden variar, así que asegúrese de comprender la naturaleza de su acuerdo.

Paso 10: Pedir reparaciones o créditos

Después de ver los resultados de la inspección, es posible que quiera pedir al vendedor que corrija algunos de los problemas que encontró. Puede hacerlo de una de estas tres maneras:

  • Pedir un descuento en el precio de compra teniendo en cuenta los resultados.
  • Solicite que el vendedor le conceda créditos para cubrir algunos de sus gastos de cierre.
  • Pedir que el vendedor arregle los problemas antes de que usted cierre.

Su agente inmobiliario presentará sus peticiones al agente del vendedor. Si está comprando una casa que está en venta por el propietario, su agente negociará con el vendedor directamente. El vendedor puede aceptar su solicitud o rechazarla. Si el vendedor rechaza su solicitud, es usted quien debe decidir cómo proceder. Si tiene una contingencia de inspección en su carta de oferta, puede retirarse de la venta y conservar su depósito de garantía.

Paso 11: Realice una visita final

Debería hacer una visita final a su nueva casa antes de cerrarla, incluso si se ha comprometido al 100% con la propiedad. Este tiempo le permite comprobar y asegurarse de que el vendedor ha realizado las reparaciones que usted solicitó y ha limpiado la propiedad.

Recorra la vivienda y asegúrese de que el vendedor no ha dejado ninguna pertenencia. Compruebe las áreas de reparación si las ha solicitado y esté atento a las plagas. También puede revisar los sistemas de la casa una última vez para asegurarse de que todo funciona bien. Si todo parece estar bien, es el momento de avanzar con confianza hacia el cierre.

Paso 12: Cierre de su nueva casa

Su prestamista está obligado a entregarle la Divulgación de Cierre, que le indica lo que debe pagar al momento del cierre y resume los detalles de su préstamo, tres días antes del cierre. Lea la Divulgación de Cierre y asegúrese de que las cifras no varían demasiado con respecto a su Estimación de Préstamo, que habrá recibido tres días después de su solicitud inicial.

Una vez que haya revisado la declaración de cierre, es el momento de asistir a la reunión de cierre. Lleve su documento de identidad, una copia de la Divulgación de Cierre y un comprobante de fondos para los gastos de cierre.

Firmará una declaración de cierre, que enumera todos los costes relacionados con la venta de la vivienda. En este momento se paga el anticipo y los gastos de cierre. También firmará el pagaré de la hipoteca, en el que se compromete a devolver el préstamo. Por último, firmará la hipoteca o la escritura de fideicomiso para garantizar el pagaré hipotecario.

Una vez finalizado el cierre, será oficialmente propietario de una vivienda.

error: El contenido está protegido
Exit mobile version